Cuando alguien menciona en alguna conversación acerca de temas turísticos a las costas de Quintana Roo, la primera referencia que seguramente se aludirá es la de un goce playero de categoría. En efecto, con gran probabilidad se mencionarán los muchos atractivos que tienen las playas del Caribe Mexicano y también la formidable vida nocturna que se desarrolla en torno a ellas. Pero de igual manera hay otras facetas imperdibles relacionadas con sitios como la Riviera Maya o la Grand Costa Maya. Una de las más importantes tiene que ver con el turismo arqueológico. Es conveniente dedicar el resto de la presente nota en comentar acerca de algunas fascinantes atracciones arqueológicas del Caribe Mexicano. 

Una recomendación siempre pertinente para todos los interesados en conocer lo mejor del turismo arqueológico en Quintana Roo, es acudir a los vestigios arqueológicos de Cobá. Se localizan a 100 kilómetros de Playa del Carmen y a 40 kilómetros de Tulum. Se trata de una zona prehispánica que evoca la estampa de Chichen Itzá. De hecho, Cobá fue la urbe comercial de mayor relevancia que construyeron los antiguos mayas en la península yucateca. Tiene elevadas pirámides, alguna de las cuales cuenta con 42 metros de altura y 110 escalones, por lo cual, quienes decidan ascender a la cima, deben hacerlo con precaución.

Cerca de Playa del Carmen también se encuentran otros vestigios mayas de gran interés. Se tratan de los restos de Xaman-Há, asentamiento maya de gran relevancia en la región en los tiempos del México Antiguo. Y aunque para acceder a ellas se debe conseguir una autorización de las autoridades locales, la verdad es que vale la pena. Se trata de las ruinas de un sitio desde donde los antiguos mayas partían en peregrinación a la isla de Cozumel para venerar a Ixchel, diosa del amor y de la fertilidad.  

Por supuesto, para el caso de disfrutar de una travesía con fines de turismo arqueológico en el Caribe Mexicano, se deben cumplir con dos condiciones básicas: contar con el presupuesto adecuado y conseguir un lugar de alojamiento que tenga una provechosa ubicación, que nos permita llegar sin problemas a distintos sitios arqueológicos de interés en la región. En este caso, les recomendamos quedarse en hoteles estupendos de las costas quintanarroenses como el  Sandos Playacar y también el estupendo  Grand Oasis Tulum. Ambos lugares son cómodos, seguros y manejan atractivos precios.