Es posible pasar unas magníficas vacaciones en el territorio nacional, en específico, en alguno de los muchos destinos de playa que engalanan a la geografía mexicana, sin tener que gastar demasiado en ello. Hay centros de veraneo que cuentan con una infraestructura tan completa y satisfactoria y tantos atractivos naturales que pueden ser disfrutados sin que ello requiera un excesivo sacrificio financiero. 

En el Pacífico Mexicano pueden hallarse destinos costeros que cuentan con lo necesario para tener unas estupendas vacaciones, sin que eso implique una inversión desmedida. Lo que sigue es elegir alguno de los centros de veraneo que mencionaremos a continuación y planear perfectamente nuestras próximas vacaciones al Pacífico Mexicano.  

Puerto Vallarta es un sitio magnífico para pasar unas vacaciones de playa en el estado de Jalisco. Las playas de Vallarta son famosas a nivel internacional por su potencial panorámico y por lo propicias que resultan para la práctica de los deportes náuticos de mayor popularidad. Los  hoteles en Puerto Vallarta son espaciosos, modernos, higiénicos y manejan frecuentes promociones y descuentos. 

Acapulco es un famoso destino del estado de Guerrero que sobresale por sus excepcionales condiciones naturales. No solo cuenta con playas tan bellas como Caleta, Caletilla, Revolcadero, Icacos, Puerto Marqués y varias más, sino también una estupenda vida nocturna y marinas desde donde se emprenden excursiones de pesca y para la práctica de otros deportes acuáticos. No menos interesante resulta la gastronomía local, con una gran abundancia de platillos preparados con pescado y mariscos. 

Ixtapa-Zihuatanejo también se localiza en Guerrero y de igual manera es un referente imperdible del turismo en la región. Es un centro de veraneo integrado por dos ciudades costeras distintas pero complementarias, localizadas a menos de diez minutos una de la otra. Ixtapa es dinámica y moderna, mientras que Zihuatanejo es pintoresca y de ambiente tradicional. Ambas cuentan con playas de gran belleza, tanto públicas como privadas. 

Destinos como los mencionados son excelentes para pasar unas vacaciones de playa en el Pacífico Mexicano. Mucho de ello se relaciona con la muy completa infraestructura de servicios turísticos con la que cuentan estos lugares. Por ejemplo, varios de los mejores hoteles en Acapulco tienen una ubicación inmejorable, al hallarse cercanos a los principales sitios de interés en esa ciudad costera guerrerense y sus inmediaciones. Eso marca la diferencia con respecto a otros centros de veraneo de la región.