Siempre resulta grato percatarse que una parte del país propio tiene maravillas turísticas de las que no se tenían demasiadas referencias. Esto se hace patente en el territorio mexicano al conocer más a fondo ciertos rincones silvestres ubicados en distintas entidades de la nación. En el caso de Puebla, se trata de una entidad dotada de una privilegiada geografía. Hay abundantes descubrimientos turísticos que nos esperan en las ciudades, pueblos y parajes de este formidable estado de la República Mexicana. 

Para quienes gustan de admirar las panorámicas más espectaculares de los destinos turísticos que visitan, Puebla tiene varios puntos de interés al respecto. En el resto de esta nota comentaremos con mayor detalle cuáles son los miradores panorámicos en Puebla que no te puedes perder. 

En los miradores se tienen muchas oportunidades para admirar magníficas vistas de los lugares que se están visitando, por ejemplo, grandes espacios urbanos o entornos silvestres de gran pureza. Este último caso lo tenemos en el Mirador de la autopista Puebla-Atlixco. Para llegar allí se sigue la autopista Puebla-Atlixco con rumbo a esta última ciudad y cerca del km 12 se observará una curva donde hay una zona para estacionarse. Desde este punto se pueden admirar estupendas vistas de los volcanes y la ciudad de Puebla. 

No menos interesante resulta el Mirador de la Paz. Los paisajes que se pueden observar desde el Cerro de la Paz incluyen el área de Cholula y una parte de Angelópolis. Para llegar a este mirador hay que hacerlo por Avenida Juárez con rumbo a la colonia La Paz. En poco tiempo se podrá disfrutar de panorámicas extraordinarias a cualquier hora del día. Por cierto, para visitar los miradores más interesantes de la entidad lo más aconsejable es utilizar como medio de transporte un automóvil en renta. Para conseguirlo, les sugerimos acudir a la confiable agencia Hertz Puebla. 

Imposible no mencionar como una opción también importante el Mirador del Cerro de Cholula. Es una magnífica alternativa para explorar desde las alturas este famoso Pueblo Mágico del estado de Puebla y sus inmediaciones. La caminata que debe llevarse a cabo para subir por la gran pirámide y llegar hasta la iglesia, en la parte más elevada del cerro, es ya de por sí, una estupenda experiencia turística.