Algunos destinos turísticos son más convenientes para las vivencias románticas que otros, dentro del amplio abanico de posibilidades vacacionales que nos ofrece el territorio nacional. Justo ese es el caso de Real de Catorce. Por ejemplo, para el caso de una Luna de Miel, este Pueblo Mágico del estado de San Luis Potosí, es de lo mejor que existe, comparándolo con otros lugares del territorio nacional,  incluso aquellos que tienen atractivas playas. Y es que ciertos destinos nacionales, por su abrumadora infraestructura turística, son divertidos y emocionantes, en efecto, pero no ofrecen lo que una pareja especialmente busca para una travesía romántica: bellos lugares por conocer en un entorno apacible y sugestivo.

La seducción y el disfrute interior del ser querido, al compartir instantes y sitios encantadores, no es compatible con playas abarrotadas o con ciudades coloniales con infatigable ritmo comercial. Real de Catorce es todo lo contrario: un místico santuario de paz y riqueza histórica y cultural.

Real de Catorce alcanzó una gran relevancia en cierta etapa de la historia de San Luis Potosí, de hecho, llegó a tener más de 40 mil habitantes. Sin embargo, al agotarse las vetas, muchos habitantes de Real de Catorce decidieron emigrar, hasta el punto de que este sitio, se transformó en un pueblo fantasma, con solo un centenar de moradores.

Desde hace algunas décadas Real de Catorce se ha vuelto a dinamizar, esencialmente por su proyección turística, capaz de atraer a importantes productoras de cine para filmar películas de primera categoría en este mágico lugar. Por ello, lugares románticos en Real de Catorce hay muchos y el paisaje de montañas desérticas de los alrededores es un seductor marco para conocerlos. Templos añosos y nobles, una gran plaza de toros, un palenque de gallos, antiguos panteones y capillas, hoteles de señorial arquitectura con los servicios más variados para garantizar la mejor estancia, restaurantes en donde realizar románticas cenas en compañía de ese ser tan especial. Real de Catorce ofrece todo ello a las parejas y mucho más.

Otras opciones de esparcimiento en el marco de unas vacaciones románticas en Real de Catorce son: tomar un tour a caballo a las cercanías del Cerro del Quemado con los Caballerangos del Real y llevar a cabo una excursión en los vehículos denominados como “willys” por las rutas del altiplano potosino. Estos recorridos pueden durar desde 40 minutos hasta varias horas.